Categorías
Política

La prioridad es la unidad y la candidatura única

El pasado 27 de febrero, expresé mi voluntad de postularme a la candidatura a la presidencia de la República. También me comprometí a hacerlo, solo si se consolida una plataforma unitaria que integre a la mayoría de las fuerzas políticas que quieren una verdadera transformación democrática para Nicaragua.

Como lo he sostenido, la unidad es necesaria para que el pueblo nicaragüense vea que estamos haciendo las cosas bien. Que estamos dejando a un lado nuestras diferencias; y que nos estamos juntando para hacerle frente a esta dictadura que nos reprime, y que solo unidos podremos vencer. 

En estos momentos en los que la falta de democracia es el mal mayor que nos aqueja, la prioridad debe ser consolidar la unidad. Esa unidad que aún está en ciernes, es decir, que apenas se comienza a formar. 

Afortunadamente ya se empiezan a percibir señales de comunicación entre las diferentes fuerzas opositoras. En estos acercamientos se tiene que comenzar a esbozar lo que debe ser esa plataforma unitaria.

Además, para garantizar la participación de la oposición como un solo bloque, la mayoría de precandidatos hemos firmamos un acuerdo de unidad. Este garantizará que si después de analizar las condiciones decidimos participar en las elecciones, nos someteremos a un mecanismo participativo, plural, democrático y creíble, en el que se escogerá al candidato o candidata única.

Pilares del plan de gobierno

Este acuerdo debe darle seguridad a la población de que los precandidatos estamos comprometimos con esa unidad. Unidad que es requisito indispensable para crear un frente común que nos garantice ganar las elecciones con un candidato único.

He dicho que aspiro a ser ese candidato y he presentado los ejes de mi plan de gobierno. Las propuestas e ideas con las que planeo sacar a nuestra querida Nicaragua de la crisis política, social y económica que enfrenta. 

Mi plan tiene tres pilares fundamentales: 

  1. Justicia y Estado de derecho; para que nunca más nadie esté por encima de la ley y se garantice la independencia de los poderes del Estado.
  2. Crecimiento económico sostenido; para garantizar la generación de empleos mediante la atracción de inversión. Tanto privada  nacional y extranjera— como pública y el apoyo de la cooperación internacional; para encaminar a Nicaragua hacia la transformación productiva.
  3. Una política social que atienda a los más necesitados con igualdad de oportunidades.  Salud y educación de calidad, viviendas dignas y accesibles, seguridad social, agua y saneamiento y una política para los jóvenes.

El proceso de unidad debe madurar en esta plataforma unitaria que decida, entre otras cosas, las reglas y el mecanismo específico de la selección de las candidaturas.  Tal como lo hizo la Unión Nacional Opositora (UNO) en 1990; donde las principales agrupaciones políticas acordaron por medio de la votación directa, la nominación de Violeta Barrios de Chamorro.

Alianza electoral se debe consolidar

Una vez consolidada, la primera decisión que debe tomar esta plataforma o alianza electoral es sobre el diseño e implementación de ese mecanismo creíble y democrático para elegir al candidato único. Para que quien resulte electo, tenga toda la legitimidad posible para hacerle frente a la dictadura. Ese debe ser el primer paso para que en la nueva Nicaragua democrática, el dedazo sea una práctica del pasado, al igual que el caudillismo.

Estoy convencido que la alianza electoral se debe consolidar. Porque las circunstancias nos obligan a dejar de lado nuestros intereses personales, partidarios e ideológicos, para anteponer los intereses de Nicaragua.

Si lo logramos la patria nos lo premiará; y si no lo hacemos, ella misma nos lo demandará en el futuro. Demostremos nuestro amor por Nicaragua; pongámonos a la altura de lo que la patria nos demanda.

Comparte en:
Juan Sebastian Chamorro

Por Juan Sebastian Chamorro

Político comprometido con el desarrollo y el futuro de Nicaragua.
Precandidato a la Presidencia de la República. Director Ejecutivo de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia del 2019 a enero del 2021 y Director Ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social FUNIDES. Director Ejecutivo de Macesa, Director General de la Cuenta Reto del Milenio, Vice Ministro de Hacienda y Crédito Público, Secretario Técnico de la Presidencia de la República y Director del Sistema Nacional de Inversiones Públicas.
Doctor (Ph.D) en Economía por la Universidad de Wisconsin-Madison, con especialidad en Econometría y Desarrollo Económico, Máster en Economía por la Universidad de Georgetown con mención especial en Políticas Sociales y Licenciado en Economía (graduado Magna Cum Laude) por la Universidad de San Francisco, California.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *