Categorías
Política

La silla vacía

Mientras escribo, tengo el presentimiento que sí habrá Navidad con presos políticos. Ojalá me equivoque y en el último momento el Preso 198 recuerde las veces que le tocó estar ahí, tantas navidades encerrado y sin ver a sus familiares.

Doña Lidia firme, luchando por su hijo como ahora lo hacen muchas. Igual que una generación anterior y otra a la anterior y así sucesivamente, ahí andan las madres desesperadas, tomándose templos, luchando, parando el tráfico, aguantando sol, garrote y las miradas de los indiferentes. Ahí andan, angustiadas por la salud de sus chavalos; que si tienen luz, que si los comunes los tratan mal, que los zancudos, que como se secan cuando les permiten bañarse, que si les pegan, que si los empastillan. Martirio día y noche.

No esperemos mucho del 198, el rencor y el resentimiento pueden más. Las palabras de cristiandad, solidaridad y amor son sólo letras que han quedado en los rótulos desteñidos que aún quedan en la Avenida Bolívar, los que estaban en otros lugares los quemaron, y estos ya nos los reemplazan por falta de plata.

El encarcelado, carceleando jóvenes, igual que cuando él era joven y el barrigón lo metía preso a él y a otros de su generación. Y en la cárcel, el 198 quizás soñaba las mismas cosas que estos jóvenes, que ya no tienen número porque se perdió la cuenta. Ya no importa contarlos, se rompieron todas las marcas, el 198 ganó la contienda y ahora tiene el récord de mayor número de presos en nuestra historia.

Pero volviendo a las madres de los presos políticos, pensemos en ellas en esta Nochebuena. En esa silla vacía, frente a la que muchas familias no podrán evitar la angustia. En la nuestra, donde debía estar una esperanzadora sonrisa y unos ojos verdes, habrá un vacío, un silencio, un regalo sin abrir y un niño preguntando dónde está su madre, y un familiar diciendo “no está por luchar por vos, ya vendrá y cuando regrese no habrá más navidades en las que tengan que separarse”.

No habrán más sillas vacías en ninguna casa de Nicaragua, esa Nicaragua es posible.

Comparte en:

42 respuestas a «La silla vacía»

Muy bueno, justo y emotivo, Juan Sebastian. No perdamos la esperanza hasta el ultimo segundo. Que esta Navidad sea de union entre todos los que estamos en contra de esta nefasta dictadura. Un abrazo y mi solidaridad con la lucha de todas las madres y familiares de presxs politicxs. VIVA NICARAGUA QUE PRONTO SERA LIBRE!!!

Siempre hemos de confiar en los Milagros y en que el Espiritu Santo puede botar de los tanques de petroleo de Chavez al 198 como ellos antes botaron del caballo a Somoza …Porque a la hora de la muerte todos somos iguales y siempre hay esperanzas para el arrepentimiento …. Señor te pedimos de corazon conviertas los corazones de piedra y rompas con tu Sangre Preciosa cualquier sortilegio que los tenga atrapados ….Abre las puertas de las carceles de par en par para que nuestros jovenes pasen estas Navidades con sus familias y Nicaragua rompa estas cadenas de avaricia y brille nuestro blanco de la paz y el azul del mar en la bandera de Nuestra pronta Libertad !¡

Muy bueno JS, solamente me recuerda la canción de Carlos Mejia Godoy, Oración en La Mesa, que dice que siempre habrá un plato de más donde esté esa silla vacía. Libertad para los presos políticos! Abrazos navideños con mucha esperanza para que la Paz de Jesús llegue pronto.

Excelente escrito , lleno de empatía ,lo que nos falta a muchos nicaragüenses , ojalá esa empatía que nos falta a muchos logre despertar , para que pronto tengamos navidades en verdadera Libertad !!!

Es muy triste y desgarrador lo q sentimos no tenemos palabras. Gracias Juan Sebastian . seguiremos luchando x la libertad de nuestros hijos y x una Nicaragua Libre. No hay nada q celebrar para nosotros NAVIDAD SIN PRESOS POLITICOS.
.

Excelente Lic. Esta escrito con profundo amor patrio. Lo que nosotros siempre deciamos a dentro (carcel) ese dolor de nuestra madres, el llanto, sacrificio y muchas veces humilladas nos daban fuerza para aguantar ese cautiverio. Lic. Ojala 198 no deje la silla vacia. Firma AJ22

Genial eso de no llamarlo por su nombre, sino por el numero de preso. Hermosamente escrito. No sabia que Juan Sebastian, ademas de luchador de la oposicion era poeta. Feliz Navidad!!!!

Es triste pero cierto el 198 tiene el alma vacía no tiene sentimientos, Nicaragua solo espera el cambio! Necesitamos un pais donde impere la justicia y no volver a sufrir encarcelamientos x salir a la calle con nuestra bandera nacional ni por salir a ofrecer agua al sediento! Nicaragua sera republica Pronto!!!

Emotivo, pero las cosas no cambiarán solamente con deseos y buenas intenciones, nosotros las tenemos que hacer cambiar. No podemos ni debemos esperar que al tirano se le ocurra, en un alarde de humanismo, liberar presos políticos, por supuesto que sí libera delincuentes.
La fuerza la tenemos todos si empujamos en la misma dirección, claro que sin armas y sin violencia el camino es largo, pero la solución es definitiva para que no vuelva el ciclo de la violencia.
Creo que hasta hoy la cuota de sacrificio no se reparte con equidad; muchos no suman por el terror que nos han impuesto los dictadores, otros por desidia y también los que por intereses mezquinos no quieren exponer sus privilegios.
Me sumo a estos comentarios para expresar que se espera más, mucho más de la gran empresa, que su aliento tibio ante la barbarie también permitirá que la venganza del dictador los alcance, más temprano que tarde.
Finalmente, aún y sí liberara a los que hoy tiene como rehenes, lo más seguro es que en un par de meses tendrá otros 150, un problema complejo con una única solución; la salida del dictador y sus sicarios.

Saludos

Bello escrito Juan Sebastián. Aunque vivo en California, Nicaragua entera está siempre en mi corazón y mis oraciones, tal vez ese preso del que hablas, se le ablandara el corazón en último momento a él y su esposa. Tendremos Fe que es lo único que debemos perder. Viva Nicaragua Libre! Que Dios escuche nuestras oraciones.

Desde el exilio, he leído su comentario señor Chamorro, me siento triste al estar lejos de mi amada patria Nicaragua, sin embargo hoy gozo de Libertad aunque no esté con mi familia. Ninguna persona que lucha por la justicia, democracia y Libertad merece ser privada de su Libertad. Queremos una Navidad sin Presxs Politicxs.

exccelente juan sebastian feliz navidad junto a todos los nicas que vivimos el espìritu de la libertad y la justicia, bienaventurados porque ya nos lo es dado..

Esta lucha es dura y larga y cada dìa teñida de rojo por los asesinados por la policía sandinista, los sapopolicìas, estaremos en una Nochebuena triste, muy triste, con tantos nicaragüenses presos simplemente por llevar un poco de agua a sus hermanos, pero pedimos a Jehova de los ejèrcitos que èl sea siempre nuestra fuerza y que nos dè más energìa porque ya casi llegamos a la meta.

Aún tenemos esperanzas, esperanzas de que nunca más madres, padres e hijxs dejen una silla vacía producto de las injusticias y la crueldad de lis tiranos. Gracias por su bella y justa reflexión Juan Sebastian.

Es imposible no tener tristeza en el alma y llanto en el corazón con tantos presos políticos, tantos muertos inocentes y tanta injusticia en nuestra querida, sufrida y bella Nicaragua.

Maldito país, es el que nos ha legado el delincuente de lesa humanidad, Daniel Ortega. No aprendimos con la primera, hemos necesitado esta segunda parte, más derramadora de sangre inocente. Nosotros hemos creado a ese monstruo y nosotros tenemos la responsabilidad de aniquilarlo. Muerte a la Dictadura! Muerte al Dictador! Muerte al Sandinismo! VIVA NICARAGUA LIBRE!

Que escrito mas hermoso y conmovedor, yo no tengo presos políticos, gracias a mi DIOSITO, Pero me duele, siento un nudo en la garganta por pensar en el dolor de estas pobres madres , quiero que sepan que EN MI HOGAR no hay alegría de navidad por que me uno a ustedes . Mis hijos me comprenden por no arreglar árbol navideño, por no poner musica navideña ni de ningún tipo, pues NO HAY NADA QUE CELEBRAR. SOLO NO PERDAMOS.LA FE QUE DIOS HARA JUSTICIA

Estarán vacías las sillas que deberían ocupar los cientos de asesinados, las sillas de los y las presxs políticos, las de los exiliados que aún están fuera porque no hay garantías para su retorno. Pero además de visibilizar las sillas vacías, no pasemos por alto el corazón hinchado de esperanza de los nicaragüenses que de diferentes formas hacen resistencia al Estado opresor que con el uso de la fuerza pretende silenciar nos. No lo han logrado, ni lo lograran.

Tampoco pierdo las esperanzas de eso y mucho más, el reto de los nicaragüenses es enorme, suficiente vidas hemos perdido sacando dictaduras. La NIcaragua libre debe de construirse !sobre piedra! Con un sistema libre y democrático que nos permita a todos calidad de vida y nos encamine con un paso sostenible hacia el desarrollo. Ojalá ese fuera el sueño de todos, con un sistema de educación sólido, servicios médicos de primera para tener ciudadanos sanos, pensantes y productivos y lo más importante…con principios éticos y justos porque nuestras generaciones se lo merecen.

Efectivamente Sr. Juan Sebastián, ese sentimiento de congoja que nos embarga, así como esa sensación de impotencia. Nos queda resistir, unirnos, y sobretodo buscar las maneras de solidarizarnos con los presos políticos y sus familias. Mis pensamientos y oraciones para con ellos. NAVIDAD SIN PRESOS POLÍTICOS!!!

La mayor muestra de solidaridad, es que nuestros hogares también están triste y sin una bujía de Navidad, pues no tenemos nada que celebrar, después de tanto sufrimiento con las madres y todo lo que está pasando. Dios les bendiga y les de mucha fortaleza, nuestras oraciones y cariño para todos. Pronto seremos republica

Muy bueno. Es la descripcion narrativa del sufrimiento de las familias que tienen un familiar en las mazmorras. Esperamos la proxima Navidad no haya una silla vacia.

Muy bien dicho , Juan Sebastián y sin olvidar d aquellos q dejaron la silla vacía y no volverán porque como dices el preso 198 los desapareció a esas familias q lloran su partida mi solidaridad total con ellos y tenemos q luchar por los q todavía pueden volver a su casa … ellos están presos por querer una Nicaragua libre con la q soñamos la mayoría … hermanos nicaragüenses no seamos indiferentes ante el dolor… luchemos para dejar a nuestros hijos nietos una Nicaragua libre d dictadura… vivan nuestros hermanos q están injustamente detenidos x el dictador.

Gracias ciudadanas y cristianas por ese precioso mensaje. Ojalá como tu dices te equivoques y a último momento el 198 de un respiro a todos. En todas las parroquias este ha sido un pedido al que ha de nacer.

No hay «felices fiestas», la silla vacía nos llama al compromiso de juntar energías; a tomarnos de las manos y, una y otra vez, hacer el ejercicio de respirar al unísono como un solo y potente pulmón nacional que al expirar, arranque desde sus cimientos la ignorancia, la sed egoísta de riqueza, la corrupción, la violencia y las dictaduras. «Unión para que cesen las tempestades, para que venga el tiempo de las verdades…» R.Darío

Duro oficio el del inquisidor que golpea al más débil, cuando mayor es su debilidad. Pero estos ruiseñores presos cantarán con más dulzura que nunca, como si su fugaz melodía les hiciera volar y apartar los barrotes.

Que la luz del niño Dios llegue hasta las cárceles y llene de esperanza a todos nuestros presxs políticxs. Mi solidaridad con todas la Madres y familias nicaraguenses. Vienen tiempos mejores. Seremos libres

Felicidades. Me gusta su actitud. Por favor, continúe apoyando a esas mujeres. Su estatura espiritual seguirá creciendo. Dios todoamoroso lo cuida y lo sostiene.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *