Categorías
Política

Palabras en ocasión de 29 aniversario del asesinato del Comandante Enrique Bermúdez

En mi nombre y el de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, fue un honor participar en el merecido homenaje que la Fuerza Democrática Nicaragüense (FDN) realizó en ocasión del 29 aniversario del asesinato del comandante Enrique Bermúdez.

Me siento orgulloso de conocer personalmente a quienes abandonándolo todo expusieron sus vidas por devolvernos la democracia. Muchas gracias por su sacrificio.

Una democracia que hemos vuelto a perder, por las ambiciones del mismo dictador que, al igual que en los años ochenta, nuevamente usurpa el poder por medio de la represión y la violación de las libertades públicas.

Recordamos el cobarde asesinato, por la espalda y en la oscuridad de la noche, del comandante Enrique Bermúdez Varela. Coronel, ingeniero, cadete 3-80, y fundador de FDN.

Pero en un sentido más amplio, el homenaje es también para los miles de excombatientes que perdieron sus vidas y para aquellos que siguen siendo perseguidos y asesinados.

Si hay una organización que ha puesto muertos, ha sido FDN. Los puso en la guerra y los ha puesto en la supuesta paz sin justicia en la que estamos viviendo.

Es justo recordar al Comandante 3-80, pero también a más de mil quinientos combatientes de la Resistencia que han muerto producto de la violencia que no termina.

En el último año, dos Comandantes de la Resistencia fueron violentamente asesinados: Edgard Montenegro Centeno y su hijo Yalmar, fueron ejecutados en una operación militar en Trojes, Honduras. Que no nos cuenten cuentos, eso no fue un acto delincuencial, fue una operación militar.

Igual ocurrió antes con Ecotango en San Benito. Yajob, Pablo Negro y la mochila explosiva.

Todas estas muertes, son el resultado evidente de operaciones militares de las que son víctimas los excombatientes de la Contra.

Estar entre ustedes, paladines de la libertad, nos inspira y nos da la seguridad de que, a pesar de las dificultades que podamos enfrentar en esta nueva lucha, Nicaragua volverá a ser Republica.

Paladín de la libertad es quien lo deja todo, como lo hizo Noel, El Brack, a los trece años, para irse a luchar por la democracia.

Paladín de la libertad es quien defiende la fe que profesa el pueblo, en contra de ideologías extrañas, como lo hizo Luis.

Paladín de la libertad es quien se desarma con la esperanza de un país en paz, como lo hicieron todos ustedes.

Por estos sacrificios, es particularmente doloroso e injusto el exterminio que han sufrido. Más aún, la impunidad en la que viven los criminales que los han atacado.

Exterminio que debe detenerse, para luego llevar a la justicia a los criminales que han querido acabar con ustedes. Y que también han matado a la democracia y con su violencia intentan matar la fe y acabar con la paz.

El homenaje a la vida del Comandante Bermúdez, del amigo, del líder que los guió, habla de la nobleza del corazón de cada uno de sus compañeros de lucha.

También recuerda la importancia de los ideales que defendieron con sus vidas. Las ansias de libertad y democracia que, hoy más que nunca, continúan vigentes.

Porque hoy nuevamente estamos luchando por devolverle la libertad y la democracia a nuestro pueblo.

Esta vez la lucha es por la vía democrática. Es pacifica y cívica. Y no me cabe la menor duda que, con el apoyo de ustedes y el de miles de campesinos que respaldaron su lucha y los siguen acompañando, una vez más le devolveremos a nuestra Nicaragua la democracia.

Democracia que ha sido robada por la misma dictadura contra la que ustedes lucharon.

La FDN se formó para frenar la clara intención del dictador –que era el de entonces y es el de ahora– de introducir ideologías extrañas a la idiosincrasia nicaragüense. Ideas contrarias al apego del nica a su tierra y a su amor a Dios.

Por luchar contra estas doctrinas ustedes lo dejaron todo. Un día, tomaron las armas y emprendieron un viaje del que muchos no regresaron.

También se fundó la FDN para: rechazar la doctrina del odio; la falsa solidaridad con los pobres; y el irrespeto a los símbolos religiosos.

Todas esas causas que propiciaron la fundación del FDN, lamentablemente, siguen vigentes.

Continúa el odio, la manipulación, el irrespeto a los valores que profesamos y la matanza.

Es por eso que necesitamos al FDN en esta lucha, que es dura, pero noble. Esta lucha cívica y pacífica requiere de la convicción de ustedes y de sus ideales.

Si hay algo que todos los nicaragüense compartimos, independientemente de la ideología que profesemos, es que fue gracias a la lucha que ustedes libraron, que en las elecciones de 1990 Nicaragua recuperó su democracia. Porque esas elecciones se hicieron por la presión de la Contra.

Fue un triunfo de la Contra, haber terminado con la dictadura por la vía electoral.

Sé que hay muchos reclamos justos contra la gestión de doña Violeta; y considero que había responsabilidad, porque era el gobierno.

Pero el culpable de la masacre contra los miembros de FDN, así como de la situación general del país, está en el Frente Sandinista, no nos enredemos. Ellos son los infractores.

Así como en la Navidad Roja fueron ellos los responsables del asesinato de los miskitos, hoy lo son por el de los mayagnas. Porque si en un país se comete etnocidio, las autoridades tienen responsabilidad. Son los mismos haciendo lo mismo, matando indígenas.

La sangre derramada y las valiosas vidas truncadas no se van a reponer, no los podemos revivir, ojalá pudiéramos. Pero nos dejaron su legado, sus valores y sus ideales, para que nunca más volvamos a tener una dictadura.

Para que las nuevas generaciones puedan vivir en paz, necesitamos unirnos, establecer fuertes vínculos y apoyarnos.

Sustentar esa unión en los valores de libertad por la que murieron miles, entre ellos muchos de sus compañeros de lucha; en base a la verdad y la justicia. Pero también de la no repetición.

Cuando decimos que nuestra posición como Alianza Cívica se sustenta en la verdad, la justicia, la reparación y la no repetición, también hacemos extensivos estos valores, al rechazo de la violencia contra los desmovilizados de la Resistencia.

Digo esto no para tratar de quedar bien con ustedes, porque aquí no estamos para politiquear. Lo expongo porque quienes cometieron esa violencia contra ustedes, los que ejecutaron a sus compañeros, son los mismos que mataron en abril y son los mismos que continúan asesinando.

Quiero asegurarles que la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, jamás traicionará los ideales que inspiraron la lucha que ustedes libraron.

Por esos valores, por los muertos y por ustedes, es muy importante, que ahora sean parte de la Coalición Nacional. Nos alegramos y les damos la bienvenida.

Los invito a recordar siempre, el legado de todos estos héroes, de aquellos que dejaron violentamente este mundo injusto. Pero también la responsabilidad de nosotros, los que estamos aquí, los vivos, de concluir la tarea inconclusa de recobrar la libertad y la justicia.

Es por esto, que la famosa frase que nos legó el Comandante Enrique Bermúdez ahora cobra más vigencia que nunca:

“LA LUCHA ES DURA, LA RESPONSABILIDAD ES DE TODOS”

Muchas gracias

Comparte en:

1 respuesta a «Palabras en ocasión de 29 aniversario del asesinato del Comandante Enrique Bermúdez»

ABSOLUTAMENTE INCREÍBLES SON ESAS PALABRAS DE TU DISCURSO. Me satisface enormemente leerlas. Espero que sea ese tu genuino y franco sentir. La CONTRA fue traicionada, casi en el mismo momento que se firmaron en Sapoa los Acuerdos de Paz. Y Alfredo Cesar estuvo ahí; pero el día antes de que le pusieran la Banda a doña Violeta; y desde su recién iniciado puesto de Diputado, se alió con los 36 diputados del fsln (dos terceras partes,»regalados”), para imponerse como mayoría en ella, traicionando a los aliados de la UNO. Y de alguna manera, dando OK, con el «Primer Ministro», a la cacería de los «Luchadores por la Libertad» del FDN. Me da mucha satisfacción y agradablemente me sorprende conocer ese homenaje que con tus palabras le haces, sobre todo a los ya vilmente asesinados. Cómo nicaragüense atropellado por la infamia, te doy las gracias por tus expresiones de reconocimiento; y con la esperanza de que las mantengas en la acción (desde la Alianza Cívica), muy presentes durante toda esta difícil lucha de un pueblo lastimado, para sacudirse la más oproviosa y sangrienta dictadura que jamás antes ha sufrido.
Y te insisto nuevamente: ENFOCA, desde el Liderazgo de la A.C. TODOS LOS ESFUERZOS PARA REALIZAR EL GRAN PARO NACIONAL INDEFINIDO. Única herramienta de lucha CÍVICA y PACÍFICA que queda disponible para sacudirnos a está dictadura. Dejemos para después las ELECCIONES; las cuales debemos celebrarlas entre DEMÓCRATAS, con diversas líneas de pensamiento y propuestas, para administrar nuestro país. AHORITA ES UNIRNOS TODOS PARA PARTICIPAR INDIVIDUAL Y CÍVICAMENTE, EN ESE PARO NACIONAL, COMO CIUDADANOS RESPONSABLES, ASUMIENDO SU RESPONSABILIDAD CÍVICA POR EL MEJOR FUTURO DE SU FAMILIA Y DE SU PATRIA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *